Si te estás preparando para viajar por Europa por estudios, lee primero esto

Los programas ERASMUS dan la posibilidad a los estudiantes de las universidades españolas de cursar parte de su plan de estudios en otro estado de la UE como, por poner un ejemplo, Islandia, Francia, Finlandia, Suiza, Turquía o tal vez Macedonia, del mismo modo que otros estudiantes europeos viajan a nuestro país. Esta es una forma de conseguir experiencia, aprender un nuevo idioma y mejorar el currículum, prueba de ello es que la tasa de desempleo de los universitarios que han viajado como ERASMUS es un veinticinco por cien más bajo que la de los demás estudiantes.

Previamente a efectuar el viaje, los universitarios deben realizar diversas gestiones y una de ellas debería ser tener muy en cuenta la asistencia en materia de salud durante el período que dure la estancia académica en el país de la UE elegido. Por norma general, los propios centros universitarios aconsejan a los universitarios en este aspecto, pero no está de más prestar atención a estos consejos.

Recomendaciones para los estudiantes Erasmus

Previamente a tu traslado, consigue la Tarjeta Sanitaria Europea. Esta tarjeta permite al beneficiario el acceso total a los sistemas nacionales de salud en el Espacio Económico Europeo y Suiza en las mismas condiciones que los ciudadanos de esos estados. Tienes que tener en consideración, por ende, si el sistema público del país en el que vas a vivir es de copago o reembolso, serás atendido así.

También es conveniente contratar un seguro de viaje adicional. Pueden darse situaciones como pérdida de vuelos o bien conexiones, perdidas por retrasos o cancelaciones, urgencias familiares o imprevisibles que exijan el retorno ya antes de lo previsto. También puede hacer hurtos, daños y extravío de equipajes o bien retraso en la recepción de los mismos. Recuerda que las Embajadas y Consulados no pagan gastos sanitarios, ni de viaje, repatriación o bien alojamiento.